Emotiva celebración en el Teatro del Libertador

Se realizó el tradicional acto de reconocimiento a los matriculados que cumplieron bodas de Plata y de Oro en la profesión.
Hoy se realizó la tradicional y emotiva ceremonia de la Semana del Graduado en Ciencias Económicas en el teatro del Libertador, donde se homenajeó a los profesionales que cumplieron 25 y 50 años en su tarea.
 
El presidente del CPCE, José Simonella, recordó que una vez más el acto coincide con tiempos de incertidumbre y con momentos de pensar la profesión “presenta y futuro”. Repasó diferentes hechos históricos que se sucedieron en los últimos 50 años.
 
“Hace 25 y 50 años el ejercicio profesional era más relajado; el Estado no había delegado tantas responsabilidades en los privados en general y en los contadores en particular”, enunció y calificó de “agobio fiscal” el que viven los contribuyentes. 
 
También destacó que el CPCE siempre se adaptó a las necesidades “crecientes” de su matrícula y reconoció la tarea del departamento de Servicios Sociales que, este año, cumple sus bodas de Oro. En ese contexto, también mencionó los 25 años que cumple la Caja de Previsión y mencionó la apertura de delegaciones, la capacitación que ofrece el Consejo.
 
“La institución tuvo la capacidad, a lo largo de su historia, de sumar ideas, sumar trabajo, sumar compromiso, concreciones y espacios siempre poniendo las necesidad de los matriculados por delante con valores éticos”, subrayó.
 
Por su lado, el titular de la Caja de Previsión, José Luis Pisano, enfatizó que hoy, más que nunca, “es momento de construir; más que nunca nuestras instituciones deben permanecer fuertes; no deben ser derribadas por altibajos circunstanciales”.
 
“Es necesario el sentir y el hacer patrióticos”, afirmó y repasó las características solidarias del régimen que presta la Caja y que se sigue construyendo “manteniendo instanctos los principios de equidad y solidaridad” y apuntó a que esos principios deben “transmitirse a la sociedad toda”.
Guillermo Pizarro fue el economista encargado de hablar por quienes cumplieron las bodas de Plata; bromeó con que usó su especialidad para sacar porcentajes de la cantidad de matriculados de las diferentes áreas y sobre cómo crecerá la matrícula femenina en los próximos años. También repasó los ciclos económicos que la Argentina atravesó en el tiempo que el lleva en la profesión. “No tenemos la bola de cristal, somos economistas”, ironizó respecto de las consultas de la gente.
 
Florencio Escribano Martínez, de reconocida trayectoria, fue el representante de los homenajeados por sus bodas de Oro. Repasó las diferencias entre cómo se trabajaba cuando empezó a ejercer y cómo es ahora y cómo el teléfono móvil ayuda a que “el conocimiento esté al alcance de la mano”. Invitó, desde el escenario, a que se siga trabajando para “administrar mejor, con más eficiencia”.
 
Del acto, como cada año, participaron también autoridades provinciales, municipales y representantes de organismos nacionales, bancos y de otros colegios profesionales que acompañaron a los graduados en su festejo.
WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Facebook

Noticias relacionadas