En la entrega de medallas, Simonella y Pisano renovaron los compromisos del CPCE y la Caja

Repasaron los logros y desafíos de las instituciones.

En el teatro de la Ciudad de las Artes se realizó la
tradicional entrega de medallas en homenaje de los profesionales que cumplen
este año bodas de plata y de oro. Es una de las ceremonias más esperadas en el
marco de la Semana del Graduado.

El presidente del CPCE, José Simonella, repasó las
dificultades que enfrenta el ejercicio de la profesión en un país con situación
cambiante, al igual que los sistemas normativos y de regulación.

Repasó los logros de la institución en los 70 años de vida y
en los últimos tiempos, como es la inauguración de la sede Noreste, el proyecto
de modificación de la ley 8102 de municipios y comunas que el Consejo presentó
en la Unicameral para incorporar la figura del contador municipal a cargo de un
matriculado.

“Le pedimos a la Provincia que legisle para que al menos uno
de los tres integrantes del Tribunal de Cuentas Municipal sea contador
matriculado”, agregó.

Simonella pidió pensar en los desafíos que enfrenta la
profesión: “La tecnología impulsa cambios y, en algunos casos, amenazas a la
tarea profesional que nos obliga a agregar incumbencias y a capacitarnos”.

Por su lado, el presidente de la Caja de Previsión Social, José
Luis Pisano destacó la “perspicacia” de quienes hace 35 años gestaron la
entidad: “Lo hicieron en un camino nada fácil, no libre de obstáculos, en un
país en el que los vaivenes económicos y políticos afectaron a la gente y a las
empresas”. También reconoció a quienes decidieron reformular el régimen y
fortalecer la institución.

“Cuando somos capaces de superar el individualismo podemos
desarrollar un estilo de vida alternativo –parafraseó al Papa Francisco-. Nos
comprometemos a seguir adelante con la consolidación del sistema”.

Sergio Ferreyra, quien habló en nombre de los profesionales
que cumplieron sus bodas de plata, planteó que este es tiempo de “esfuerzos y
acuerdos colectivos” y agradeció a quienes fundaron el Consejo y a quienes
siguen trabajando para garantizar capacitación, salud y previsión a los
matriculados.

Manuel Luna, en representación de los homenajeados por
cumplir 50 años en la profesión, recordó “con admiración” a los “maestros
profesores” que desde la cátedra “nos formaron con valores humanos y técnicos,
entre ellos el de pertenecer, el de integrar un grupo, una ‘especie de familia’
en el ejercicio de la profesión”. En esa línea, reconoció a quienes les
recomendaron llegar al Consejo para matricularse.

WhatsApp
Facebook
LinkedIn
Facebook

Noticias relacionadas