Caja de Previsión Social
para Profesionales en
Ciencias Económicas
Consejo Profesional
de Ciencias Económicas
de Córdoba

Noticias

29/09/2020

Reflexiones sobre la nueva Ley de Teletrabajo

Análisis y sugerencias realizadas por una de las comisiones de la FACPCE.

La Comisión Laboral y de la Seguridad Social de la Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas (FACPCE) elaboró un trabajo con algunas reflexiones respecto a la flamante Ley de Teletrabajo 27.555.

El documento, que se puede descargar del sitio web de FACPCE analiza los distintos artículos que modifica la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) en lo referente de trabajo remoto, genera algunas conclusiones y, por último, ofrece sugerencias para implementar esta modalidad laboral.

Luego de realizar diversas críticas a las modificaciones realizadas se advierte en las consideraciones finales que no es cierto que la reglamentación de la ley pueda cambiar aspectos esenciales de la norma para adecuarlos correctamente a la doctrina y a los usos y costumbres del ámbito laboral.

"En consecuencia, lo que la ley no contempló o expresamente determinó, no puede ser alterado en modo alguno mediante la reglamentación, o en este caso en particular tampoco por las convenciones colectivas de trabajo de las diferentes actividades, a las que la ley les delega muchas prerrogativas”, remarca el texto.

Asimismo, considera que la ley "no promueve el desarrollo y la promoción del teletrabajo sino, más bien, torna a esta modalidad poco atractiva para los empleadores y afecta las intenciones y beneficios que este encuadre laboral tiene para los trabajadores”.

Aportes

El trabajo enumera algunas de las características y contenidos que debiera tener un contrato de teletrabajo, para que sea considerado efectivamente provechoso para ambas partes contratantes.

·Nueva cultura organizacional: Fomenta los espacios de aprendizaje, la comunicación transversal, incentiva equipos de trabajo interdepartamentales multidisciplinarios, multiculturales, multigeneracionales y remotos con horarios flexibles y trabajo por resultados.

·Contrato individual voluntario: Se puede redactar un contrato que sea consensuado por ambas partes. Se sugiere transcribir un detalle de los derechos y obligaciones del empleado y el empleador, especificando aspectos de la implementación.

·Trabajo por objetivos: El trabajo no será controlado por reloj, ya que el concepto de presentismo está quedando obsoleto y aparece otro de disponibilidad y objetivo cumplido en busca de una mayor productividad. Esto contempla el derecho a la desconexión.

·Horarios flexibles: (respetando la jornada laboral) – el tiempo y habitualidad de trabajo se acuerdan previamente para que tanto jefes como pares conozcan la disponibilidad del teletrabajador y si existe una rutina presencial o no.

·Distancia + ajenidad + TIC: El trabajo se realiza remotamente en un domicilio ajeno al empleador o no, mediante la utilización de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC).

·Lugar de trabajo determinado o no: El trabajo remoto puede tener una locación determinada o no, siempre y cuando exista el consenso de ambas partes.

·Conectividad: El lugar donde se desarrolle la jornada laboral debe tener buena conexión a internet para cumplir con las tareas asignadas.

·Cobertura de ART: Los trabajadores deben tener cobertura de su jornada laboral semanal, con horarios aproximados y mención de días presenciales. La sugerencia es cubrir 24/7 para que el empleado tenga mejor rango de cobertura.

·Igualdad de derechos y obligaciones con el trabajador presencial: El teletrabajador goza de los mismos derechos, beneficios y obligaciones de aquellos trabajadores que presten igual tarea en los establecimientos de la empresa; los mismos estarán sujetos a la legislación vigente y los Convenios Colectivos de Trabajo.

·Respeto a la vida privada: Todos los sistemas de control destinados a la protección de los bienes e informaciones de propiedad de la empresa deberán salvaguardar la intimidad del trabajador y la privacidad de su domicilio.

·Reversibilidad acordada: En el contrato individual voluntario se sugiere que se mencione en forma taxativa el consenso entre trabajador y empleador para retornar al trabajo presencial o viceversa, retornar al trabajo remoto o conectado.

·Herramientas de trabajo provistas por la empresa o el trabajador: Los equipos y herramientas necesarias para cumplir con la labor podrán ser provistos por la empresa/empleador y el trabajador será responsable por su correcto uso y mantenimiento, como sucede en cualquier puesto de trabajo. En el caso consensuado en que el trabajador utilice su propio equipamiento, se sugiere a la empresa/empleador compensar la totalidad de los gastos y/o amortizaciones que genere su uso.

Consultar el documento completo: Reflexiones sobre la Ley de Teletrabajo.



P. M.

Caja de previsión Social
para Profesionales en
Ciencias Económicas
CPCE Córdoba
Av. Hipólito Yrigoyen 490 (X5000JHR) - Córdoba
Buenos Aires 865
Tel. (0351) 468-8300
Email: cpcecba@cpcecba.org.ar
República Argentina
Consejo Profesional
de Ciencias Económicas
de Córdoba